martes, 24 de mayo de 2016

PLANTAS DE INTERIOR (32): ORQUÍDEA JOYA, LUDISIA DISCOLOR

Esta curiosa orquídea, lejos de ser cultivada por sus flores, como otras especies, se la conoce mejor por el bello colorido de sus hojas, de tonos verdes, rojizos y rayados en blanco o plateado.

Se trata de una variedad terrestre, fácil de cultivar, de porte rastrero, 15 - 20 cm. de alto, que no pasará desapercibida dentro de casa.




Para tener éxito con la ludisia discolor, deberás tener en cuenta:

- Localización: Como planta de interior, le gustan los lugares sin sol directo pero buena iluminación, y libre de corrientes de aire (con sol directo sus hojas se pondrán de rojo pálido y  terminarán cayendo). La temperatura nunca sera inferior a los 10 ºC, no les gusta el frío.




- Substrato: Es una orquídea terrestre, necesitará un substrato rico en nutrientes, suelto y con buen drenaje, podemos utilizar un substrato para violetas africanas, o mezclar un buen substrato universal con substrato para orquídeas.

- Riego: Es importante mantener el substrato algo húmedo, pero nunca encharcado, por eso regaremos dejando secar entre riego y riego la tierra.


- Floración: Muy abundante, en varas de 10 a 15 flores pequeñas y blancas, que sobresalen de la planta varios centímetros. Cada tallo dará una vara que brotará de la parte central de la roseta. 
La floración dura en torno al mes, y suele darse a finales de invierno o principios de primavera. 
Tras su floración entra en periodo de reposo, perderá las hojas de los tallos que han dado flor, y tras este periodo brotarán tallos laterales nuevos de los tallos sin hojas.



- Multiplicación: Sencilla, por esqueje, cuando la planta está en periodo de reposo. Se cortará un esqueje de 5 cm. y se dejará secar un par de días para que cicatrice bien la herida, se plantará directamente en tierra superficialmente, y mantendremos húmedo el substrato y en un sitio cálido. Hay que tener algo de paciencia, y en pocos meses aparecerán tallos laterales con hojas nuevas de la base del esqueje. También se pueden poner en agua.

- Trasplante: Cuando la planta necesite más espacio para crecer, veremos que los tallos estarán enmarañados y apretados. Normalmente dos o tres años.


domingo, 22 de mayo de 2016

PLANTAS DE INTERIOR (31): CACTUS DE PASCUA, HATIORA GRAESERI

La hatiora o cactus de pascua, es una bonita y sencilla planta que florece en estas fechas. Se trata de un cactus epifito de porte colgante, que se puede cultivar en el interior de la casa, llegando a vivir varios años.



Cuidados básicos de la Hatiora:

- Localización: En el interior de la casa, próximo a una ventana, con bastante luz, pero no sol directo, y libre de corrientes de aire.

- Substrato: Requiere de un buen substrato universal, con buen drenaje y algo arenoso. Se puede utilizar también tierra de semilleros.

- Riegos: Una vez a la semana, dejando secar el substrato entre riego y riego; en invierno, reducir el riego bastante. Son plantas que agradecen la humedad ambiental, se puede pulverizar los segmentos de la hatiora con agua cada tres o cuatro días. NO pulverices la planta cuando esté en floración.

- Floración: Abundante en primavera, de flores únicas que aparecen en los segmentos terminales de la planta. La floración dura en torno a un mes. Las flores son de forma estrellada, se abren por la mañana y se cierran al atardecer, duran dos o tres días  cada una. La gama de colores es variada, así se pueden encontrar en tonos rojos, rosas, blancos y amarillos.
Es importante no mover a planta durante la floración, y mantenerla fuera de corrientes de aire y cambios bruscos, para evitar así la caída de los botones florales antes de abrirse.

- Múltiplicación: Por esqueje, después de la floración, muy similar a la multiplicación de la schlumbergera que ya vimos en entradas anteriores y podréis recordarlo aquí.

- Trasplante: Cada dos o tres años, siempre después de la floración. es importante renovar parte del substrato.

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...