jueves, 28 de diciembre de 2017

PLANTAS DE INTERIOR (67) : FLOR DE PASCUA, EUPHORBIA PULCHERRIMA, POINSETTIA

Una de las plantas más populares en fechas navideñas, se trata de una euphorbia originaria de Centroamérica, donde crea arbustos de unos 2 m. de manera silvestre en los bosques tropicales de desde Sinaloa (México) hasta Guatemala, y en bosques tropicales secos desde el norte del estado de Guerrero y en el estado de Morales , en México.



Durante el Imperio Azteca, se denominaba "Cuetlaxochitl" y era cultivada para tratar algunas afecciones en la piel, utilizando sus hojas para realizar cataplasmas.

La primera vez que se utilizó como decoración navideña fue por los frailes franciscanos de Taxco, que en el s. XVII utilizaban sus flores como decoración ya que esta coincidía con las fechas navideñas.

Su internacionalización como planta navideña se debió a Joel Roberts Poinsett, ministro estadounidense en México, médico, físico, botánico y político del s. XIX que durante una expedición a Taxco (Guerrero) en 1828, recolectaron y enviaron especies para el Botánico de los Bartran, en Filadelfia, entre las que se encontraba esta especie.

Los Bartram en 1829, presentaron las plantas de Nochebuena, llamándolas "Poinsettia Pulcherrima", en recuerdo de J. R. Poinsett.

En 1833 Robert Buist, introdujo algunos ejemplares de esta planta proveniente de la colección de los Bartram en el Real Jardín Botánico de Edimburgo, llegando a Europa.

Fue descrita y publicada en 1834 por los botánicos Carl Ludwig Willdenow y Johann Fredrich Klotzsch en la revista botánica alemana "Allgemeine Gartenzeitung" como Euphorbia Pulcherrima.

Hoy en día la Euphorbia Pulcherrima comúnmente llamada Flor de Pascua o Navidad, presenta más de 300 cultivares de diferentes tonalidades, y es una de las plantas más vendidas y producidas a nivel internacional, aunque en muchas ocasiones se utiliza como planta de temporada, desechandola tras las fiestas navideñas, pero es una planta sencilla, algo delicada en interior, pero con unos simples cuidados podremos tenerla en casa más allá de Navidad.

Cuidados de la Euphorbia Pulcherrima:

- Localización: Si tienes la suerte de vivir en un clima tropical donde las temperaturas no bajen de los 10 ºC, podremos mantenerlas bien en el exterior, en caso contrario deberemos ubicar en un lugar bien iluminado en el interior de la casa, y sin corrientes de aire. Debemos tener cuidado con la calefacción ya que puede tirar las hojas, si el ambiente es muy seco. Los cambios bruscos de temperatura, o localización pueden afectarla y tirar las hojas.

- Sustrato: Utilizaremos un buen sustrato de tipo universal, es importante que tenga un buen drenaje.

- Riego: Regaremos con agua a temperatura ambiente, nunca muy fría, y dejando secar un poco el sustrato entre riego y riego. Lo normal es una vez a la semana, o 2 veces si la temperatura son altas. Es recomendable poner un recipiente con agua cerca de la planta para aumentar la humedad ambiente en climas muy secos, o para que no pierdan las hojas en el interior por la calefacción. Cuando reguemos, evitaremos mojar las hojas y tallos de la planta.

- Floración: A finales del otoño, y durante todo el invierno, son plantas fotoperiódicas, cuando los días son más cortos, comienzan en la punta de las ramas a colorearse sus brácteas, para envolver a sus flores amarillo verdosas de su interior. Las variedades clásicas tiene las brácteas color rojo, aunque se han conseguido variedades en tonos rosados, blancos y amarillos.

- Multiplicación: Por esqueje, en primavera y verano, en tierra o en agua, tarda de 8 a 10 semanas en enraizar.

- Poda y trasplante: Yo no suelo podarlas, solo les retiro las hojas secas, es verdad que sin podarlas da un crecimiento menos compacto, pero me gusta más el porte arbustivo. Las trasplantaremos cada dos años, sus raíces son algo sensibles, por lo que tendremos cuidados de no manipularlas mucho durante el trasplante.


- Plagas y enfermedades: En cuanto a plagas, lo más frecuente son la cochinilla, y la araña roja en el interior de la casa, trataremos con productos específicos, y aumentaremos un poco la humedad ambiente de la habitación en la que la tengamos poniendo un recipiente con agua cerca de la planta. Si la tenemos en el exterior, puede ser afectada por mosca blanca y pulgones, que trataremos con productos específicos.

En cuanto enfermedades, las más frecuentes son las producidas por hongos y que suelen producir la pudrición de tallo y de raíces como la botrytis, y la roya, suelen estar relacionadas con excesos de riego o mojar sus tallos y hojas cuando se riega.

Algunos problemas frecuentes y posibles soluciones:

- ¿Las hojas presentan una coloración amarillenta que parte del interior de la hoja? Suele ser producida por clorosis férrica, podemos corregirla utilizando quelatos de hierro.

- ¿Las hojas de mi flor de Pascua se caen sin marchitarse y sin ser antiguas? suele producirse por cambios bruscos de temperaturas o de localización. Evitaremos cambios bruscos de temperatura en la planta, y regaremos con agua a temperatura ambiente.

- ¿Los bordes de las hojas de mi flor de Pascua están amarillos? Puede ocurrir cuando hay sequedad en el ambiente, o por la calefacción fuerte, podemos poner un recipiente con agua cerca de la planta.

- ¿Las hojas se arrugan y caen? Puede ser por falta de riego, revisaremos el sustrato, y si es necesario revisaremos con más frecuencia.

- ¿Los tallos de mi flor de Pascua se muestran arrugados o ennegrecidos? Puede ser signo de exceso de riego, o pudrición de raíz, espaciaremos más los riegos dejando secar algo el sustrato entre riego y riego.


Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

lunes, 25 de diciembre de 2017

ROSALES (1) : TRASPLANTE DE ROSALES "MINI" o de "PITIMINI"




Los rosales comúnmente llamados "mini" o de "pitimini", son unas variedades de rosales muy populares por su porte reducido y su abundante y duradera floración.






Cuando lo compramos en comercios, suelen estar muy frondosas y florecidas en sus típicas macetas pequeñas, que cuando lo observamos más detenidamente, nos damos cuenta de que una maceta esta compuesta por 4 o 5 plantones juntos para dar esa forma de frondosidad.

Para el buen desarrollo de la planta hay que separar estos plantones, ya que de mantenerlos como conjunto en esa maceta terminarán por competir entre ellos y solo uno o dos sobrevivirá, y los otros terminarán secándose en favor de estos.


Lo mejor que podemos hacer es mantenerlo un poco de tiempo tal cual viene mientras dure la floración,para disfrutar de ella antes del trasplante aunque hay veces que cuanto antes trasplantemos y dividamos los plantones mejor, así aunque perdamos la floración, nos aseguraremos de no perder el rosal, y evitamos problemas en hojas y raíces producidas por un mal cultivo, mal sustrato, y la falta de espacio y aireación entre los plantones. Al fin y al cabo, antes o después el rosal sano volverá a florecer sin problemas pasado un tiempo.

¿Cómo realizamos el trasplante?

- Sacaremos el cepellón con los plantones de la maceta.



- Con ayuda de un palillo, iremos con cuidado desenredando las raíces hasta conseguir dividir individualmente nuestros plantones.



- Una vez lo consigamos, pasaremos a su plantación individual.

- En mi caso me han salido 5 plantones, por lo que preparare 5 macetas.



- En las macetas limpias, pondremos una capa de grava o arlita para favorecer el drenaje.


- Rellenaremos hasta la mitad con sustrato, y presentaremos los plantones.


- Con cuidado iremos plantando con sustrato hasta que queden los plantones bien asentados.



- Terminaremos regando cada planta hasta ver salir el agua por los agujeros de drenaje.


Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

lunes, 11 de diciembre de 2017

PLANTAS DE INTERIOR (66): CHEFLERA, ARBOL PARAGUAS, ARBOL PULPO, SCHEFFLERA ARBORICOLA:


Nativa de China, de las islas de Taiwan y Hainan, esta bella planta de tipo arbustivo y porte semitrepador, es muy popular como planta de interior por su gran adaptabilidad.



Fue descrita por el japonés Bunzo Hayata en 1916 en sus libros "Icones plantarum formosanarum nec non et contributiones ad floram formosanam" y más tarde en 1928 el botánico Elmer Drew Merril, la incorporó en sus estudios sobre la flora del oriente de Asia, Filipinas y Pacífico. Su nombre es en honor del botánico alemán Jacob Christian Schäffer (1718-1790) del que toma su apellido.

Sus características hojas palmeadas de colores verdes o variegados en tonos verdes y crema, con el contraste de sus troncos grisáceos, hacen de ella una planta muy atractiva para interiores.

La podemos encontrar como pequeño arbolito de metro y medio, y también es apreciada para hacer bonsais donde sus troncos grises y raíces aéreas toman importancia.


En definitiva es una planta resistente y bonita donde las haya, y que es fácil encontrarla en oficinas y zonas de paso ya que casi no necesita muchas atenciones.


Como cuidaremos nuestra Schefflera arboricola:


- Localización: Aunque resiste bien la sombra, la mejor ubicación es en un lugar bien iluminado, y protegido de corrientes de aire. Si lo tenemos en el exterior, deberemos protegerlo de temperaturas frías que podrían dañarla.



- Sustrato: Se adapta bien a cualquier tipo de sustrato, lo ideal es un buen sustrato universal, con un buen drenaje en la parte inferior de la maceta, para evitar problemas en la raíz.

- Riego: Esta planta puede verse afectada por excesos de riego o encharcamientos, por ello, dejaremos secar el sustrato entre riego y riego. Puede aguantar algún periodo sin regar, mejor que otras plantas de interior, por eso es ideal para oficinas o lugares donde no se suelen cuidar mucho las plantas. La planta ante riegos escasos tiende a reducir el tamaño de sus hojas. Por eso lo ideal es regar cuando veamos que el sustrato empieza a secarse en su capa más superficial. En verano, si el ambiente el ambiente se reseca mucho, podremos poner cerca un recipiente con agua para aumentar la humedad ambiental, o pulverizar un poco la planta.

- Floración: Es raro que se dé en interiores, se produce en primavera, en racimos ramificados de flores blancas, amarillas verdosas. A finales del verano producen frutos en forma de pequeñas bayas de colores anaranjados que conforme maduran se tornan a violáceos.

- Multiplicación: Muy sencilla, mediante semilla en otoño, o mediante esqueje en cualquier época del año, aquí podeís como hacerlo.






- Plagas y enfermedades: Como plagas, puede ser afectada por pulgón, cochinilla lapa, cochinilla algodonosa, araña roja, que trataremos con un producto específico, y es importarle para prevenirlas mantener limpias las hojas de nuestra planta, y aumentar la humedad ambiente en verano. En cuanto enfermedades; la más común es la podredumbre de tallo, debido a exceso de riego, recuerda que no le favorece los terrenos encharcados, tambien puede ser afectada por oidio, o por negrilla, esta última suele ser secundaria a plagas de cochinillas y pulgones, y son más frecuentes cuando la planta esta en exteriores.

- Podas y trasplantes: Se trata de una planta de crecimiento rápido, por lo que deberemos trasplantarlo con frecuencia si lo tenemos en maceta, más o menos cada dos años, utilizaremos macetas algo pesadas, para evitar que la planta se caiga por el exceso de peso en su parte aerea.
Despuntaremos una vez al año, para conseguir portes más densos. Si preferimos dejar crecer el tallo libremente, recordad que esta planta es de hábitos semi-trepadores, por lo que deberemos de proveerle un tutor o palo para que se apoye en el su peso.

Algunos problemas y posibles soluciones:

- Mi schefflera arboricola variegata ha perdido sus matices crema: En las variedades variegadas, pueden perder parte del colorido de sus hojas y tornarse verdes si las tenemos ubicadas en una exposición poco iluminada. Para recuperar su colorido caracteristico, volveremos a ubicarla en un lugar más iluminado.

- Mi schefflera tiene las hojas quemadas: Puede ser signo de un exceso de abono líquido, o por estar ubicada la planta en una zona con corrientes de aire.

- Mi schefflera tiene las hojas amarillas: Puede ser por problemas de exceso de riego, o sustrato poco drenante. Mejoraremos el sustrato y drenaje de la planta, y dejaremos secar el sustrato entre riego y riego.

- Mi schefflera tiene el tronco negruzco: Posible pudrición del tallo debido a un exceso de riego. 

Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

PLANTAS CRASAS (25): MULTIPLICACIÓN DE KLEINIA FULGENS, O SENECIO CORAL:

En entradas anteriores ya hablamos de los cuidados del senecio coral o kleinia fulgens, de su historia y características. En esta entrada hablaremos de la multiplicación de esta bella planta crasa.


Se trata de un procedimiento muy sencillo, fácil y rápido. Aunque se puede realizar en cualquier época del año en el interior de casa, en el exterior la mejor época es en primavera y verano, donde las temperaturas cálidas favorecen su rápido crecimiento.

Podremos utilizar para ello, restos de podas o repicados, ya que es una planta que se reproduce bien tanto por esqueje de tallo, como por esqueje de hoja.


¿Que necesitaremos para multiplicar nuestra kleinia fulgens?


- Hojas o tallos de kleinia fulgens.

- Sustrato arenoso.

- Arlita.

- Maceta.



Cortaremos el esqueje, o las hojas con su ápice, y dejaremos un día para que seque el corte. Esto es importante hacerlo siempre que vayamos a multiplicar plantas crasas, ya que si plantamos con el corte sin dejar secar, puede pudrirse.

Pasado ese día pasaremos a la plantación de nuestros esquejes. Para ello cogeremos una maceta, pondremos en el fondo una capa de arlita, para favorecer un buen drenaje.



Rellenaremos la maceta con un sustrato arenoso o sustrato para plantas crasas. Si no disponemos de de este sustrato, podemos mezclar sustrato universal rebajado con arena.


Una vez rellenada la maceta, con ayuda de un lápiz, un palo o el dedo, realizaremos un orificio en el sustrato.





Pondremos el esqueje, dejando enterrados bajo es sustrato la mitad del mismo, presionaremos un poco para fijar el esqueje al sustrato, y finalizaremos regando, y ubicando la planta en un lugar iluminado.


El enraizamiento es rápido, en una semana podremos ver como empieza a brotar hojas del ápice del esqueje.






El proceso mediante hoja tarda más, pero aún más fácil, solo pondremos las hojas sobre el sustrato húmedo, y dejaremos en un lugar cálido, en unas semanas tendrá algunas pequeñas raíces para fijarse al suelo y de la base del peciolo comenzará a brotar.

Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

lunes, 27 de noviembre de 2017

CÓMO SEMBRAR ROBLES DESDE BELLOTA (Quercus robur)

Uno de los coloridos más bellos del otoño es el producido por las hojas de los robles, que tornan de su verde grisáceo hacia el color marrón amarillento que mientras dura la hoja en las ramas ofrece vistosas copas doradas.

Para multiplicar los robles e mejor método es por semilla, los intentos que he realizado por esqueje o por acodo, nunca han dado resultado.

Obtener un roble desde una bellota es un proceso sencillo, pero requiere paciencia, ya que pasaran años hasta tener un árbol adulto. No obstante, es un proceso muy bonito y barato, por el que podemos obtener nuevos ejemplares para usarlos en jardinería, plantar en el campo, o realizar un bonsai.

¿Como germinaremos nuestras bellotas de roble?

Lo primero es recoger algunas bellotas de roble en otoño, de esta manera nos aseguraremos de que las bellotas son de esa temporada, esto es importante, ya que las bellotas pierden su poder germinativo, por lo que cuanto más frescas mejor germinarán.

Limpiaremos bien las bellotas, para eliminar suciedad y restos de arena, y una vez limpias las pondremos en un recipiente con agua para que se hidraten las bellotas durante 48 h. 

Una vez hidratadas, veremos que muestran un aspecto más terso.


Utilizaremos un "tupper" como recipiente germinador, con el crearemos un ambiente húmedo y con temperatura constante, ideal para la germinación de nuestra planta.



En el "tupper" pondremos algodón humedecido, o papel de cocina plegado y humedecido, sobre el pondremos nuestras bellotas, y cubriremos con un algodón o papel de cocina húmedo, cerraremos el "tupper", y ubicaremos el "tupper" en un lugar resguardado del frío.


Tras una semana o 10 días, veremos como las puntas de las bellotas comienzan a abultarse.


En unas 2 semanas, veremos como de la punta comienza a brotar la raíz, el crecimiento a partir de ahora sera rápido, y tras 4 o 5 semanas estarán así.



Será entonces cuando deberemos pasar a una maceta. Con cuidado sacaremos nuestras bellotas enraizadas y eliminaremos los restos de papel o algodón que queden, dejando nuestras raíces limpias.






Para pasarlas a tierra necesitaremos:

- Unas macetas de 11 cm.
- Arlita.
- Sustrato.
- Un palo para ayudarnos.


En la maceta limpia










Pondremos arlita en el fondo. 










Rellenaremos con el sustrato hasta las 3/4 partes de la maceta.

Con ayuda de un palo o el dedo, haremos un agujero en el sustrato, y presentaremos la bellota en la maceta y con cuidado iremos rellenando de tierra hasta que quede bien asentada, quedando tal que así.


Terminaremos la plantación regando la planta, y ubicando la maceta en un lugar protegido y con buena luz, pero sin sol directo, para que vaya desarrollándose sin problemas.

Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...