lunes, 27 de noviembre de 2017

CÓMO SEMBRAR ROBLES DESDE BELLOTA (Quercus robur)

Uno de los coloridos más bellos del otoño es el producido por las hojas de los robles, que tornan de su verde grisáceo hacia el color marrón amarillento que mientras dura la hoja en las ramas ofrece vistosas copas doradas.

Para multiplicar los robles e mejor método es por semilla, los intentos que he realizado por esqueje o por acodo, nunca han dado resultado.

Obtener un roble desde una bellota es un proceso sencillo, pero requiere paciencia, ya que pasaran años hasta tener un árbol adulto. No obstante, es un proceso muy bonito y barato, por el que podemos obtener nuevos ejemplares para usarlos en jardinería, plantar en el campo, o realizar un bonsai.

¿Como germinaremos nuestras bellotas de roble?

Lo primero es recoger algunas bellotas de roble en otoño, de esta manera nos aseguraremos de que las bellotas son de esa temporada, esto es importante, ya que las bellotas pierden su poder germinativo, por lo que cuanto más frescas mejor germinarán.

Limpiaremos bien las bellotas, para eliminar suciedad y restos de arena, y una vez limpias las pondremos en un recipiente con agua para que se hidraten las bellotas durante 48 h. 

Una vez hidratadas, veremos que muestran un aspecto más terso.


Utilizaremos un "tupper" como recipiente germinador, con el crearemos un ambiente húmedo y con temperatura constante, ideal para la germinación de nuestra planta.



En el "tupper" pondremos algodón humedecido, o papel de cocina plegado y humedecido, sobre el pondremos nuestras bellotas, y cubriremos con un algodón o papel de cocina húmedo, cerraremos el "tupper", y ubicaremos el "tupper" en un lugar resguardado del frío.


Tras una semana o 10 días, veremos como las puntas de las bellotas comienzan a abultarse.


En unas 2 semanas, veremos como de la punta comienza a brotar la raíz, el crecimiento a partir de ahora sera rápido, y tras 4 o 5 semanas estarán así.



Será entonces cuando deberemos pasar a una maceta. Con cuidado sacaremos nuestras bellotas enraizadas y eliminaremos los restos de papel o algodón que queden, dejando nuestras raíces limpias.






Para pasarlas a tierra necesitaremos:

- Unas macetas de 11 cm.
- Arlita.
- Sustrato.
- Un palo para ayudarnos.


En la maceta limpia










Pondremos arlita en el fondo. 










Rellenaremos con el sustrato hasta las 3/4 partes de la maceta.

Con ayuda de un palo o el dedo, haremos un agujero en el sustrato, y presentaremos la bellota en la maceta y con cuidado iremos rellenando de tierra hasta que quede bien asentada, quedando tal que así.


Terminaremos la plantación regando la planta, y ubicando la maceta en un lugar protegido y con buena luz, pero sin sol directo, para que vaya desarrollándose sin problemas.

Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

lunes, 20 de noviembre de 2017

PLANTAS CRASAS (24): SENECIO CORAL, SENECIO FULGENS, KLEINIA FULGENS

La kleinia fulgens, también conocida como "senecio coral", es una decorativa y resistente planta crasa de floración abundante y llamativa.



Originaria del sur del continente africano, fue incluido en el Herbario de flora de Swazilandia de Robert H. Compton en 1976 como Kleinia fulgens, aunque la primera descripción de esta planta fue realizada en 1866 por el botánico Joseph D. Hooker (1817-1911).

En su hábitat natural se desarrolla en terrenos pedregosos y laderas rocosas.

Esta planta suculenta y perenne de tallos carnosos y ramificados en rosetas cercanas a la base con hojas ovaladas de color verde grisáceo con matices púrpuras. En el extremo de sus ramas desarrollan largos pedúnculos florales de hasta 60 cm. con floretes solitarios de colores entre el anaranjado y el escarlata.

Es ideal para decorar rocallas, jardines de xerófilas y como alternativa para geránios y petunias como planta de temporada en verano.

Como cuidaremos nuestra Kleinia Fulgens:

- Localización: Ubicaremos nuestra kleinia fulgens en el exterior en una exposición soleada, aguanta el sol directo sin problema, en ubicaciones sombrías tiende a debilitarse. Protegeremos la planta con temperaturas inferiores a 10 ºC, para evitar que se dañe con el frío.

- Sustrato: Para esta planta utilizaremos un sustrato arenoso y bien drenado. Podemos utilizar un sustrato para cactus, o mezclar un sustrato universal con arena. Pondremos una capa de arlita en el fondo de la maceta para que disponga de un buen drenaje evitando así problemas en la raíz.

- Riego: Dejaremos secar el sustrato entre riego y riego. En verano esta frecuencia de riego sera de unas dos veces por semana, mientras que en primavera otoño sera un riego semanal, y en invierno si va a soportar bajas temperaturas, deberemos reducir el riego al mínimo.

- Floración: Es una planta que florece durante todo el año, sobretodo en verano y otoño.

- Multiplicación: Muy sencilla, podemos realizarla durante todo el año mediante esqueje de tallo, esqueje de hoja en interior, y entre primavera y verano en el exterior, es cuando enraízan más rápido. Mediante semillas la mejor época para sembrarlas en primavera. Aquí podeís ver como hacerlo.

- Plagas y enfermedades: Es una planta muy resistente, no suele presentar plagas, aunque ocasionalmente pueden aparecer pulgones y cochinilla algodonosa. Deberemos tener cuidado con los excesos de riego, ya que puede provocar problemas en las raíces y aparición de hongos.

- Podas y trasplantes: Poda como tal no es necesaria, pero si retiraremos las flores secas y repicaremos las puntas de la rama que haya florecido para favorecer una nueva ramificación que producirá nuevas flores.

Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

lunes, 13 de noviembre de 2017

PLANTAS DE INTERIOR (65)MULTIPLICACIÓN PHILODENDRON SCANDENS O HOJA DE CORAZON

En esta entrada veremos como multiplicar nuestro philodendron scandens, una bella planta colgante y muy decorativa y muy sencilla de cuidar.


Multiplicarla es muy sencillo, lo más fácil es mediante esqueje, y se puede realizar en cualquier época del año.


Para hacerlo necesitaremos:


- Un esqueje de philodendron scandens.
- Un recipiente con agua.
- Sustrato.
- Grava o arlita.
- Maceta.

Lo ideal es que el esqueje tenga al menos 3 nudos, más o menos unos 15 cm., que una vez cortado pondremos dentro de un recipiente con agua quedando en el agua uno o dos nudos.

Las raíces comenzarán a salir pasados una semana o 10 días, aunque deberemos esperar unas 4-8 semanas para que e esqueje tenga unas buenas raíces de unos 3 cm. podremos plantar en tierra.


Para ello prepararemos la maceta poniendo grava o arlita en el fondo.

Rellenaremos el recipiente hasta la mitad

Presentaremos el esqueje centrado en el la maceta y con cuidado iremos rellenando la maceta para que las raíces queden bien cubiertas.


Terminaremos nuestra plantación regando y colocando nuestro philodendron scandens en un emplazamiento luminoso pero alejado del sol directo y de corrientes de aire.

Deberemos regar la planta cuando notemos que el sustrato comienza a secarse.

Y poco más, espero que os sea útil esta entrada y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar.

Espero que os haya gustado la entrada, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar, un saludo.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

PLANTAS DE INTERIOR (64): FATSIA JAPÓNICA, ARALIA

Originaria de los bosque costeros de Japón y Corea, ha sido introducida por todo el mundo como árbolito ornamental.
Este  árbol de pequeño porte y hojas siempre verdes puede llegar a medir unos 5 metros en su hábitat. De tronco grisáceo lo más llamativo son sus hojas palmeadas de gran tamaño. 

La primera descripción de esta planta corresponde a Carl Peter Thumber, explorador, médico y naturalista sueco que la describió en 1784. En 1854 se crea el género "fatsia" y se le atribuye a esta planta por Joseph Decaisne y Jules Emile Planchon.

Su nombre "fatsia" viene del japonés, y significa "8 dedos", haciendo referencia a sus hojas palmeadas.
Planta muy decorativa en interiores por su frondosidad y follaje verde oscuro, la fatsia japonica por su resistencia y rusticidad, puede mantenerse también en exteriores, donde se puede cultivar en locaizaciones a semisombra.

Cuidados y cultivo de la Fatsia Japónica

- Localización: Ubicaremos en un lugar protegido del sol directo, en interiores bien luminosos, o en el exterior a semisombra. La temperatura ideal de crecimiento se situa entre los 15 y 20 ªC, aunque resiste temperaturas más bajas.

- Sustrato: Utilizaremos un buen sustrato universal, o un sustrato ligeramente ácido. Es importante proporcionar a la planta un buen drenaje, para evitar problemas en la raíz, para ello pondremos una capa de grava o arlita en el fondo de la maceta.Se cultiva mejor en maceta de barro.

- Riego: Mantendremos el sustrato siempre ligeramente húmedo pero no encharcado. Si las temperaturas bajan de 10ºC, no regaremos. Los riegos serán más frecuentes en primavera y verano.

- Floración: La floración es rara cuando cultivamos la planta en el interior, pero en el exterior se suele dar a finales del verano y otoño, entre septiembre y noviembre, de los apices de las ramas de la planta brota una vara floral de la que saldran grupos esfericos de flores blancas verdosas, de olor meloso. De las flores hermafroditas, se producirán los frutos negruzcos,  que maduraran en febrero y marzo, y en su interior estaran las semillas pequeñas y planas.

- Multiplicación: Se realiza fácil mediante semilla o esqueje en primavera.

- Poda y trasplante: Al ser una planta de crecimiento puede dar lugar a crecimientos poco compactos, por o que podremos podar en primavera para obtener una planta más densa. Cuando la maceta se quede pequeña para sustentar a la planta, podremos trasplantarla a una maceta de tamaño mayor a principios de primavera.

- Plagas y enfermedades: Como plagas principales, esta planta puede verse afectada por la cochinilla algodonosa, por la araña roja, y pulgón verde. Como enfermedades son las producidas por hongos las más frecuentes, sobretodo la botrytis y pudrición de raíz.

Espero que os haya gustado la entrada, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar, un saludo.

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...