lunes, 22 de agosto de 2016

AROMÁTICAS (5): TOMILLO, THYMUS VULGARIS

Este pequeño arbusto de penetrante olor, es muy utilizada como condimento y por sus propiedades medicinales. Es frecuente verla en estado silvestres en campos áridos y calcáreos.

Su cultivo como planta doméstica es fácil y de pocos cuidados. Teniéndola en casa podremos utilizarla en fresco cuando queramos.

En sus cuidados tendremos en cuenta:

- Localización: Colocaremos el tomillo en un sitio soleado, normalmente mejor en el exterior, si lo tenemos en el interior, lo colocaremos cerca de una ventana con mucha luz.

- Sustrato: Utilizaremos un buen sustrato universal, mezclado con arena. No es una planta exigente con el sustrato, aunque si necesitará un buen drenaje, pondremos una capa de al menos dos cm. de gravilla o arlita en el fondo de la maceta para este fin.


- Riego:
No conviene regar demasiado el tomillo, esperaremos a ver el sustrato seco antes de regar de nuevo, una vez a la semana es suficiente, evitaremos mojar las hojas cuando reguemos.


- Floración: Posee una bella y abundante floración en grupos de flores rosas, azules o blancas, muy aromáticas, durante los meses de primavera y verano.



- Multiplicación: Por semilla en primavera temprana (en el mes de marzo), o por esqueje en primavera o verano.

- Poda y mantenimiento: Realizaremos una poda de mantenimiento en Otoño, para mantenerlo denso. No hay que podarlo de manera agresiva, con rebajar un par de cm. sera suficiente, también aprovecharemos para realizar una limpieza de ramas y flores secas.

- Plagas y enfermedades: No es una planta frecuentemente atacada por plagas, raramente es afectada por la araña roja, que trataremos con productos adecuados. Si que puede tener problemas de podredumbre en la raíz, que puede llegar a causar su muerte, por ello es importante ser cuidadosos a la hora del riego, y ofrecerle siempre un buen sustrato.

lunes, 15 de agosto de 2016

AROMATICAS (4): ROMERO, ROSMARINUS OFFICINALIS

Conocido desde antiguo por sus numerosas propiedades y usos, se trata de una de las plantas aromáticas más valoradas y utilizadas tanto en fresco como en seco.

Es de origen mediterráneo, y su nombre viene del latín "ros marinum" que significa rocío marino.


Curiosidades aparte, se trata de arbustos muy resistentes a la sequía que podremos cultivar fácilmente. Su follaje verde y sus flores azules le dan un porte bastante atractivo para hacer setos o para dar un toque mediterráneo a nuestras ventanas o terrazas.

Cuidados y consejos para el cultivo del romero:

- Localización: Ubicaremos el romero en el exterior, a ser posible con buena exposición, sol directo o semisombra. Se puede cultivar fácilmente en maceta.



- Sustrato: Se adaptan bien a casi cualquier tipo de terreno, aunque prefieren sustratos arenosos y con buen drenaje.

- Riego: Regaremos siempre dejando secar un poco el sustrato entre riego y riego. Evitaremos excesos de riegos, y mojar sus hojas cuando lo hagamos para evitar problemas de hongos. Es una planta bastante resistente a la sequía.


- Floración: da flores azul violáceas, nacen directamente del tallo de las ramas superiores de la planta, son muy aromáticas, en primavera y otoño, en algunas climas puede dar flores todo el año.

- Multiplicación: Lo más recomendable es reproducirla por esqueje, puedes ver en aquí como hacerlo. También se puede reproducir por semilla.


- Poda: El romero se mantiene con pequeños repicados todo el año, en caso de podas más fuertes lo haremos preferiblemente en invierno, aprovechando el periodo de reposo. Nunca podaremos más de un tercio  al romero, no soporta bien las podas drásticas.

- Trasplante: El romero habrá que trasplantarlo cada dos años a una maceta mayor. cuando las comiencen a salir por los agujeros de drenaje.

- Plagas y enfermedades: Puede ser sensible a plagas de araña roja y mosca blanca que trataremos con productos adecuados. 
En cuanto a las enfermedades, las más comunes suelen ser por causa de hongos, tanto foliares como de raíz, que producirán el amarronamiento y secado de las hojas, en este casi si lo cogemos a tiempo retiraremos la parte seca y se trataremos con antifúngicos, aunque no siempre se recupera la planta, y termina secándose; lo mejor es prevenir el ataque de hongos, evitando regar mas de la cuenta, procurar un buen drenaje, no mojar las hojas al regar, mantener en un sitio soleado en el que al menos tenga 6 horas de sol al día.

lunes, 8 de agosto de 2016

TREPADORAS (1): IPOMEA, DON DIEGO DE DIA, YEDRA MORADA, CAMPANILLA, IPOMEA PURPUREA

Inauguramos el apartado de las trepadoras en el blog, con una planta que en verano está en su mejor momento, la podremos plantar en macetones grandes o directamente sobre el suelo, se llama ipomea ( ipomoea purpurea) o don diego de día. 

Es una de las trepadoras más utilizadas en jardinería por su vigorosidad, rápido crecimiento, y bella floración.

Dependiendo de la zona geográfica, en la que estemos la planta será vivaz o anual, ya que no resiste las bajas temperaturas durante largo tiempo, es común que en invierno se seque la parte aérea en las zonas más frías, rebrotando en la primavera o resembrándose sola.

Sus hojas grandes y acorazonadas de tacto suave, y floración prolongada desde primavera hasta finales de otoño, hacen de ella una planta perfecta para utilizar en pérgolas o cubrir enrejados de manera rápida.

Cuidados de la ipomea purpurea: 

- Localización: Buscaremos un sitio expuesto al sol o a media sombra, esta planta requiere buena iluminación.


- Sustrato: No es una planta exigente en cuanto el sustrato, aunque agradecerá un buen sustrato rico en nutrientes.

- Riego: Necesitará bastante riego, prefiere suelos húmedos, lo ideal sera regar entre dos y tres veces por semana, sobre todo en verano. Es capaz de resistir bien la sequía pero no durante mucho tiempo; la carencia de agua será visible, ya que la planta "avisa" mostrando sus hojas flácidas.

- Floración: Muy abundante, de flores color violeta, púrpuras o rosadas, con forma de trompeta de unos 3-5 cm. de diámetro; tienen la característica de que se cierran al atardecer.





- Multiplicación: Por semilla, aquí puedes ver como, y también por esqueje en verano.

- Plagas: Puede ser sensible al ataque de pulgones y orugas, que trataremos con productos adecuados.




lunes, 1 de agosto de 2016

PLANTAS DE INTERIOR (38): COSTILLA DE ADAN, MONSTERA DELICIOSA, MANOS DE GIGANTE, CERIMAN

Clasificada por F. M. Liebman como "Monstera deliciosa" en 1849 por sus enormes e irregulares hojas. Se trata de una planta trepadora de la familia de las aráceas, habitualmente utilizada como planta de interior, y sus hojas en arreglos florales.



Muy atractiva por el verde de sus hojas y su gran tamaño,es originaria de las selvas centroamericanas en donde puede crecer hasta los 20 metros adheridas a los troncos de los árboles buscando la luz.

Como planta de interior alcanzará unos 2 metros de atura, y su crecimiento se relentizará dando un par de hojas por año.

Tiene un mantenimiento muy sencillo, lo que lo hace ideal en oficinas, restaurantes y zonas de paso, dando un aire tropical a la estancia.

Consejos y cuidados en su cultivo en interior:

-  Localización: Ya hemos hablado de su origen selvático, por ello en su cultivo la mantendremos en un lugar con una temperatura superior a los 15 ºC , lejos del sol directo pero con buena iluminación, y con un soporte sobre el que crecer. Se adapta bien a rincones algo oscuros, o en semisombra.

- Sustrato: Utilizaremos sustrato universal, con un buen drenaje en el fondo de la maceta para evitar problemas en las raíces.

- Riego: Dejaremos que el sustrato se seque entre riego y riego, normalmente habrá que regar una o dos veces por semana,  en invierno reduciremos el riego bastante, para evitar podredumbres. Es interesante pulverizar las hojas o poner un recipiente con agua cerca de ella, para así aumentar la humedad, sobretodo en verano.

- Floración: Poco interesante si la comparamos con sus hojas, no suele producirse como planta de interior, fuera de su hábitat natural.

- Multiplicación: Se realizará en verano, mediante esqueje apical, dejando secar bien el corte para evitar problemas y plantando el esqueje directamente en tierra. Se suele hacer para renovar la planta cuando esta muy grande o vieja.

- Trasplante: Cuando las raíces estén muy apretadas, normalmente cada 3-4 años.

- Plagas: Suele ser atacada por la cochinilla y la araña roja, aplicaremos productos específicos para combatirla, y como medida de prevención es recomendable limpiarle las hojas de polvo y suciedad, al menos una vez al mes.

Algunos problemas y soluciones:

- ¿ Hojas amarillas? Puede ser debido a un exceso de riego o falta de nutrientes. Revisaremos la maceta y la tierra. Si observamos un exceso de riego, deberemos dejar que se seque la tierra y volver a regar controlando de dejar secar e sustrato entre riego y riego, también sera recomendable revisar el drenaje de la maceta. Si las raíces están compactas, habrá que trasplantar la planta, en un recipiente más grande renovando el sustrato.

- ¿Las puntas de las hojas están secas? Probablemente esté en un lugar algo seco, habrá que aumentar la humedad ambiental de la zona, pulverizando las hojas o poniendo un recipiente con agua cerca de la planta.

- ¿Hojas pálidas y/o quemadas? Posiblemente tu planta se encuentra muy expuesta al sol directo, será recomendable protegerla un poco del sol directo. Buena luminosidad sí, pero sin sol directo.

- ¿Hojas nuevas negras? Posiblemente debido a bajas temperaturas, esta planta es sensible a una  bajada brusca de temperaturas, hay que mantenerla siempre en temperaturas superiores los 15 ºC, no resiste temperaturas bajas durante largo tiempo. De observar que las hojas se están poniendo negras es recomendable meterlas en el interior, o colocarlas en un emplazamiento más cálido.

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...