jueves, 24 de octubre de 2013

PLANTAS DE INTERIOR (24): PODA DE CÓLEO.

Una de las labores que debemos hacer en otoño, es la poda de los ejemplares de cóleos que tengamos, para que presenten un aspecto más mullido y compacto. 

Si por gusto queremos dejar que el cóleo crezca (puede crear un arbusto de hasta 2 m. de alto), necesitaremos entutorarlo y pinzar los brotes en primavera.
 

Estos son los cóleos que voy a podar, como veis están desgarvados y algo feos, por ello para que vuelvan a estar bonitos necesitarán una buena poda.


¿Cómo vamos a proceder? 

Con unas tijeras bien afiladas, que previamente desinfectaremos con alcohol, y seleccionaremos los tallos a podar. 




Como quiero que tenga un porte erguido, podaremos todos los tallos y ramas horizontales por el segundo nudo desde el tallo central, cortaremos entre medias de nudo y nudo respetando los brotes inferiores. 

Igualmente haremos lo mismo con el tallo principal, que cortaremos por nivel de la segunda rama, nos quedará algo así.


Aprovecharemos esta puesta a punto de los cóleos, renovando parte del sustrato de la maceta para que sigan desarrollándose bien.


Concluiremos regando las plantas con cuidado de no mojar las hojas, y colocando las macetas en un lugar en el interior de la casa, libre de corrientes, y a ser posible cerca de una ventana, cuanta más luz tenga, más tonos rojizos tendrá la planta. 

En pocas semanas veremos como la planta se ha recuperado casi por completo de la poda, y con un aspecto atractivo y saludable.

Con los restos de la poda del cóleo podremos utilizarlos para tener nuevos cóleos, reproduciendo esta especie. 

Para ello utilizaremos los brotes finales, cortando los restos a unos 10 cm. desde el final, y quitando las hojas inferiores. 

Pondremos los esquejes a enraizar en agua, en 2 semanas tendrán ya raíces, y podremos plantarlos en una nueva maceta.

martes, 22 de octubre de 2013

PLANTAS DE INTERIOR (23): ESQUEJE DE ALEGRÍA DEL HOGAR (Impatiens walleriana)

En ésta tanda de esquejes otoñales que estoy haciendo, no podría faltar el de la Alegría del hogar, o Miramelindo (Impatiens walleriana); que es una de las plantas más fáciles y coloridas que hay para el interior de las casas por su abundante floración durante gran parte del año.
Haciendo esquejes en esta época, podremos además de rejuvenecer la planta, tener una planta sana, grande y florida para primavera.

Para hacer esquejes de la Impatiens walleriana, es muy sencillo, necesitaremos:

- Un esqueje de impatiens de unos 8 o 10 cm.

- Un vaso con agua.

- Una maceta de unos 10 o 15 cm.

- Unas piedrecitas para el drenaje.

- Un buen sustrato universal.

Bien, empezaremos cogiendo un esqueje sano de la planta madre, de unos 8-10 cm. y lo pondremos en agua, en unos 10 o 15 días veremos como empiezan a salir las raíces, al principio muy finitas y poco a poco se irán engrosando y ramificando, y cuando veamos que tiene un buen sistema radicular (raíces de 3 a 5 cm. y ramificadas) lo pasaremos a la maceta con tierra.


Prepararemos la maceta, poniendo unas piedrecillas en el fondo de la maceta y rellenaremos la maceta hasta unos 3/4 con un buen sustrato universal, y presentaremos el esqueje centrado, continuaremos rellenando la maceta hasta que el esqueje quede fijo, no debemos presionar la tierra para evitar dañar las raíces.

Terminaremos regando la planta y colocando en un sitio en el interior y sin corrientes, a ser posible cerca de una ventana para que tenga buena luminosidad.

lunes, 21 de octubre de 2013

PLANTAS DE INTERIOR (22): ESQUEJES DE SINGONIO (Syngonium podophyllum)

En la entrada de hoy escribiré sobre cómo reproducir el Singonio (Syngonium podophyllum), o planta cabeza de flecha.

El singonio es una planta muy vistosa, que se reproduce de manera muy sencilla y se desarrolla rápidamente como planta colgante o trepadora, más adelante hablaré de sus cuidados. 

Para reproducirla necesitaremos:

- Un esqueje de Singonio.
- Un vaso con agua.
- Una maceta de unos 10 o 15 cm. de diámetro.
- Un buen sustrato universal.

Lo primero es coger un esqueje sano de la planta madre, para ello seleccionaremos un tallo final que tenga varias hojas y al menos dos nudos, lo pondremos en agua y en pocos días comenzará a dar raíces. 

Esta planta es apta para el cultivo hidropónico o en agua, es decir puede desarrollarse en agua largos periodos sin necesidad de plantar en tierra.
En mi caso si la voy a pasar a tierra, cuando veamos que tiene raíces suficientemente grandes (unos 3 cm.) para sobrevivir en tierra, lo plantaremos en el sustrato.

Utilizaremos una maceta de unos 10 o 15 cm, y pondremos unas guijarros en el fondo, para asegurarnos un buen drenaje, iremos rellenando la maceta hasta unos 3/4 del total, y presentaremos el esqueje centrado, y continuaremos rellenando la maceta hasta que la planta este bien asentada.

Concluiremos la plantación regando el singonio hasta ver salir el agua por los agujeros de drenaje.

sábado, 12 de octubre de 2013

PLANTAS DE INTERIOR (21):ESQUEJES DE TRADESCANTIA ZEBRINA

Trás unas semanas sin escribir en el blog por falta de tiempo, vuelvo animado a empezar con las plantas de interior para este otoño.


En la entrada de hoy explicaremos como reproducir una de las plantas más sencillas que podemos tener en nuestra casa, hablamos de la tradescantia zebrina, de porte colgante y característico follaje verde brillante con vetas plateadas y el envés de la hoja morado, todo un clásico.


Para ello necesitaremos:


- Una maceta de unos 10 cm. de diámetro.

- Un buen sustrato universal.
- Unas piedrecitas para el drenaje.
- Esquejes de tradescantia.
- Recipiente con agua.




Pues bien, empezaremos cogiendo los esquejes, podremos utilizar restos de podas, o ideal es que sean de unos 10 cm. y que tengan dos o tres nudos, y los pondremos en agua. En unas dos semanas tendremos ya las raices para plantarlos en tierra (más o menos de unos 3 cm.).


Para plantarlo en tierra, cogeremos la maceta y asegurándonos de que tiene agujeros para el drenaje, pondremos unas piedrecitas al fondo, y rellenaremos con el sustrato hasta la mitad, presentaremos los esquejes en la tierra y rellenaremos hasta tenerlos bien asentados.

Terminaremos regando la neva plantita y colocandola en un lugar a media sombra y sin corrientes de aire hasta que veamos que empieza a brotar.

Y así de fácil y en poco tiempo tendremos una nueva y bella planta colgante que no necesita muchos cuidados.

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...