domingo, 17 de febrero de 2013

PLANTAS DE INTERIOR (14): BEGONIA ERYTHROPHYLLA


Se trata de una de las plantas más comunes en casa por su rusticidad y la elegancia de sus hojas. Pertenece al grupo de las begonias rizomatosas, presenta hojas grandes de color verde brillante y con el envés en granate. Es otra de las plantas que podemos considerar como de fácil cultivo. Siguiendo unos cuidados básicos lucirá estupenda en nuestro hogar.

- Localización: Es una planta de interior, aunque en climas suaves puede desarrollarse bien en el exterior.

- Luz: Colocar en sitio luminoso, no poner en pleno sol para evitar que se quemen sus hojas. Cuanta más luminosidad reciban sus hojas, más rojas se pondrá el envés de estas.

- Temperatura: Es una planta sensible al frío, habrá que evitar temperaturas inferiores a los 10ºC para un correcto desarrollo.

- Sustrato: Requiere de suelo suelto y bien drenado.

- Riego: Regar solo cuando notemos la tierra seca. Cuidado con el exceso de agua, pues es el principal problema de esta planta.

- Multiplicación: Muy sencilla por esqueje de hoja, o rizoma, puesto en agua.

- Floración: Da flores rosas o blancas, agrupadas en varas florales, a principios de primavera.

 Algunos consejos más:

- Prefiere lugares bien ventilados, y con algo de humedad ambiente.

- Al regarla, evitar mojar las hojas.

- Cuando veamos los bordes de las hojas marrones, es por sequedad ambiental, convendría poner un plato con agua cerca para aumentar la humedad ambiente de la zona.

- Si notamos que las hojas se pudren, es por exceso de agua, o un cambio de temperatura brusco.

- Si las hojas presentan un color pálido o amarillo, es por falta de luz.

- Les gusta estar algo apretadas en la maceta.

- Conviene renovarlas cada 2 o 3 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...