lunes, 10 de julio de 2017

PLANTAS CRASAS (18) : AEONIUM ARBOREUM ATROPURPUREUM


El nombre de aeonium fue dado por el botánico y médico romano Dioscórides en el s. I y significa "siempre viva".Su descripción científica actual se la debemos al botánico Philip Barker Webb y a su socio Sabino Berthelot, que la incluyó en su obra "Historia natural de las islas canarias" en 1840.



Y es que esta bella planta crasa tropical es originaria de las costas atlánticas marroquíes y canarias, donde resiste al calor y al sol.


Su características porte en forma de tallos erguidos que pueden alcanzar el metro de altura, terminados en rosetas de 10~15 cm. de diámetro, de color púrpura, hacen de ella una interesante planta muy atractiva y resistente para rocallas, y jardines o zonas muy expuestas al sol, gracias a su resistencia y rusticidad.



Es una crasa que no pasa desapercibida para un amante de las plantas, de cuidados sencillos, y vistosa se convierte en una alternativa ideal para dar colorido en los jardines y parterres de plantas suculentas y crasas.



A continuación hablaremos de sus cuidados:



- Localización: Ubicaremos nuestro aeonium arboreo artropurpurea a pleno sol, o en semi sombra, en ubicaciones en semisombra la coloración de sus hojas puede perder un poco su color morado oscuro característico. Planta de exterior, muy resistente al calor, puede soportar inviernos con temperaturas bajo cero.



- Sustrato: Para nuestro aeonium arboreo atropurpurea utilizaremos un tipo de tierra arenosa y con buen drenaje, podemos utilizar sustrato para plantas crasas, o mezclar una parte de sustrato universal con una de arena. Si lo cultivamos en maceta, siempre proporcionaremos un buen drenaje poniendo arlita o grava en el fondo de la maceta.



- Riegos: Es una planta que resiste bien periodos sin riego aunque para tenerla en buenas condiciones intentaremos regarla con una frecuencia de entre 7-10 días, dejando secar el sustrato entre riego y riego, en invierno con las bajas temperaturas, reduciremos el riego considerablemente, tendremos cuidado cuando la temperatura baje de 0 °C de no regar, para evitar daños en las raíces. Cuando reguemos, lo haremos en profundidad, hasta ver salir el agua por los agujeros de drenaje de la maceta.

- Floración: A finales del invierno, principios de primavera, produce  unos ramilletes florales cónicos de 10-15 centímetros y de flores color amarillo, la rama tras florecer se seca, produciendo nuevas rosetas.

- Multiplicación: Muy sencilla, mediante esqueje de unos 10 cm dejamos secar el corte y plantamos en tierra, enterrando más de la mitad del tallo.

- Plagas y enfermedades: Se trata de una planta bastante rústica, pero puede verse afectada por cochinilla algodonosa y araña roja, y como enfermedad, la pudrición de raíces.

- Podas y trasplantes: No es necesario realizarle podas, solo quitarle las hojas viejas que se van cayendo del tronco, y las ramas que van secándose tras la floración. Presenta raíces superficiales, por lo que podremos mantenerla en la misma maceta varios años. Podemos ir renovando anualmente el sustrato superior de la maceta. Cada tres años trasplantaremos renovando gran parte del sustrato. La mejor época es en primavera, después de la floración. Durante este proceso podremos separar la mata en varias nuevas plantas.


Espero que os haya gustado la entrada, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar, un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...