miércoles, 13 de julio de 2016

PLANTAS DE INTERIOR (37): PALMERA DE SALÓN, CAMAEDOREA, CHAMAEDOREA, CHAMAEDOREA ELEGANS

Descrita por primera vez en 1830 por C. F. P. von Martius. su nombre en latín quiere decir "elegante regalo sobre el terreno" debido a que su pequeño porte hace que sus frutos queden a la altura de la mano en las exuberantes selvas de México y Guatemala de las que son originarias.

Fueron puestas de moda en la época victoriana como planta de interior, y todavía hoy en día se puede considerar como una de las palmeras más populares en casa debido a su resistencia.

Presenta un bello porte de tallos delgados como cañas de bambú, y hojas palmeadas como la Kentia (Howea fosteriana). Es de crecimiento lento, y puede crecer hasta los 2 metros.
Curiosidades aparte, veamos ahora como podemos tener un bello ejemplar en casa.

Consejos y cuidados para la Palmera de Salón:

- Localización: Es una planta de interior, por lo que evitaremos que la temperatura de la sala baje de los 17 ºC. Buscaremos un sitio protegido del sol directo y de corrientes de aire, pero con buena iluminación. Esta planta se puede adaptar bien a lugares sombríos y con falta de luz, lo que hacen de ella una buena elección para la oficina.

- Sustrato: Sustrato arenoso, con buen drenaje. Podemos mezclar sustrato universal con un poco de arena.

- Riego: Lo ideal es regar una o dos veces por semana, dejaremos secar un poco el sustrato entre riego y riego. Es una planta resistente a la falta de agua, de ahí que sea ideal para personas olvidadizas o que viajan mucho.

- Floración: Surgen en racimos desde el tronco, en forma de pequeñas bolitas amarillas. Esta planta es dioica, lo que quiere decir que necesitaremos una planta macho, y una planta hembra para que  dé frutos fértiles. Los frutos se recogerán cuando las bayas tengan un color negro, tardan en torno a un año en madurar, de ahí que la gran parte de veces, la rama floral se corte sin más.

- Multiplicación: Mediante semilla.

- Plagas: Las mas frecuentes son la cochinilla y la araña roja: La cochinilla: limpiaremos las hojas con un paño humedecido en alcohol etílico, retirando la mayor parte cochinillas, y después aplicaremos un producto específico. La araña roja: Separaremos la planta del resto y aplicaremos un tratamiento específico, muchas veces es recomendable repetir a los 15 días.
Ante las plagas, lo mejor es mantener una buena limpieza de las hojas, para mantenerlas libres de polvo, y aportarle a la planta algo de humedad.

- Trasplante: Cuando las raíces comiencen a sobresalir de la maceta, le gustan macetas no muy grandes aunque si altas, debido a su lento crecimiento, no será necesario realizar todos los años el trasplante. Tendremos mucho cuidado de no dañar las raíces cuando realicemos el trasplante, son muy sensibles.

Algunos problemas comunes y soluciones:

- ¿Las puntas de las hojas están secas? Seguramente se deba a que la planta esta expuesta en una zona con bastante sequedad en el ambiente, o a corrientes de aire que hacen rozar la hoja. Deberás cortar las puntas secas, y cambiar de sitio, colocando la planta en un sitio menos expuesto y a ser posible más húmedo, podremos aumentar la humedad de la zona poniendo un recipiente con agua cerca.

- ¿Hojas amarillas? Seguramente por falta de riego, dañada se perderá, pero la planta se recuperará si mantienes un riego adecuado.

- ¿Hojas marrones? Puede ser debido al exceso de riego o a un exceso de abono líquido. Cambiaremos de sustrato, recortaremos las hojas marrones y no abonaremos durante un tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...