lunes, 17 de octubre de 2016

PLANTAS DE INTERIOR (41): POTOS, EPIPREMNUM AUREUM

El poto (Epipremnum aureum) es una de esas plantas que quedan bien en cualquier rincón de la casa. Planta resistente donde las haya, es originaria del sudeste asiático donde trepa como liana alcanzando los 20 metros de altura.


En interiores es muy popular por su atractiva coloración de su follaje, su fácil mantenimiento  y adaptabilidad.

En sus cuidados tendremos en cuenta:

- Localización: A pesar de su gran adaptabilidad a casi cualquier lugar en interior, para que luzca bien necesita un lugar luminoso protegido del sol directo y de las bajas temperaturas.

- Sustrato: Es una planta que la podremos cultivar también en un recipiente solo con agua, sin sustrato. Si preferimos cultivarla en maceta, utilizaremos un buen sustrato de tipo universal, procurándole en la base un buen drenaje, para evitar problemas en la raíz.

- Riego: Regaremos nuestro poto cuando notemos que el sustrato esta algo seco, utilizaremos agua a temperatura ambiente. Si bien esta planta puede desarrollarse en agua, cuando están en sustrato son sensibles a la pudrición de raíz, sobre todo en los meses fríos.

- Floración: En ocasiones puede florecer dando un espádice recubierto por una espata blanca , de entre 15 y 20 cm, pero no es tan interesante como su follaje.

- Multiplicación: Muy sencilla, por esqueje en agua. En los meses de primavera y verano desarrollan antes sus raíces, pero pueden realizarse en cualquier época del año.

- Plagas y enfermedades: No es propenso a muchas plagas, ocasionalmente puede ser atacado por cochinilla o araña roja, podremos evitar estas plagas manteniendo sus hojas limpias, pasando un paño húmedo al menos una vez al mes. Si ya tienen la plaga utilizaremos productos específicos para combatirla.
Entre las enfermedades más habituales están las producidas por hongos, que pueden afectar tanto a las hojas (ocasionando manchas marrones en las hojas) como a las raíces (ocasionando pudrición de raíz), y las producidas por bacterias (producen manchas circulares de aspecto acuoso en las hojas), En estos casos no hay mucho que se pueda hacer, no hay tratamiento, solo nos queda retirar las zonas dañadas para que no vaya a mas o realizar un esqueje de alguna parte sana para renovar la planta; por ello lo mejor es prevenir cuidando de no regar en exceso a la planta y respetar que el sustrato seque un poco entre riego y riego.

- Podas y mantenimiento: Es recomendable despuntarlo en primavera, para hacerlo mas frondoso, y renovarlo mediante esquejes cada tres años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...