lunes, 19 de diciembre de 2016

PLANTAS DE INTERIOR (45): HOYA NUMMULARIOIDES,

¿Buscas una planta de porte colgante, fácil, vistosa, y con bella floración? Puede que la hoya nummularioides sea la solución. Esta bella planta de hojas verdes brillantes, mucho más pequeñas que la hoya carnosa, aunque tienen cierto paralelismo, y de floración generosa y muy perfumada.



Este tipo de hoya originaria del sudeste asiático (Camboya, Laos, Vietnam, y Tailandia), también se la conoce como hoya moneda por sus hojas mas redondeadas.

Fue descrita en 1912 en el volumen 4 de la revista francesa del botánico H. Lecompte "Flora générale de l'Indo-Chine" por el también botánico Julien Noël Constantin (1857-1936).

Sus tallos finos de los cuales salen numerosas raíces aéreas, con hojas color verde oliva, duras y engrosadas de unos 4x2 cm. y su floración abundante de agradable perfume, la convierten en una de las plantas mas bellas y sencillas que podemos tener en el interior de nuestra casa.





En los cuidados de la Hoya nummularioides tendremos en cuenta:

- Localización: Ubicaremos nuestra hoya nummularioides en un lugar con abundante iluminación pero protegido del sol directo, y sin corrientes de aire. Se cultiva más como planta de interior, salvo que por las características climáticas pueda estar en el exterior. La temperatura nunca deberá bajar de 15 ºC, su temperatura óptima de desarrollo se da entre los 22-24 ºC.

- Sustrato: Utilizaremos un buen sustrato universal, rebajado un poco con arena o perlita para que este más suelto. Será importante ponerle un buen drenaje a base de arlita o grava para que drene bien la planta evitando problemas en la raíz.

- Riego: Es una planta que necesita un riego moderado, siempre dejaremos que el sustrato seque entre riego y riego, y reduciremos el riego en invierno.

- Floración: Florece una vez al año, de manera muy abundante en otoño, normalmente a finales de octubre y noviembre, es algo más tardía que otras especies de hoya. De cada entrenudo sale el pedículo floral del que saldrán las flores, a diferencia de otras plantas, de la hoya nunca eliminaremos estas flores cuando se marchiten, ya que de ahí nacerán las flores en la siguiente temporada. Sus flores son rosadas suaves, con el centro mas fuerte y desprenden un agradable perfume capaz de llenar de aroma toda la habitación.



- Multiplicación: Muy fácil por esqueje, parecida a otro tipo de hoyas, aquí puedes ver como hacerlo. Su crecimiento suele ser en un solo tallo hasta el segundo o tercer año, por lo que si quieres una maceta más densa deberás plantar al menos tres esquejes en ella.

- Plagas y enfermedades: Aunque es resistente y no suele ser atacada por plagas, ocasionamente puede verse afectada por la cochinilla algodonosa y la mosca blanca, deberemos tratar con productos específicos. Como enfermedades, suele ser afectada por la podredumbre de tallo, oidio, fumagina, y roya, suelen resistir el paso de estas enfermedades eliminando la parte afectada, en las primeras fases.

- Podas y mantenimiento: No es una planta que sea necesario podar, salvo que queramos sacar algún esqueje. Solo quitaremos partes secas o dañadas de la planta, de ser necesario. Deberemos mantener  las hojas limpias y sin polvo, para evitar plagas ocasionales. Trasplantaremos cuando observemos que las raíces están muy apretadas, y comienzan a salir por los agujeros de drenaje. Al ser de crecimiento lento el trasplante se dará cada 3 o 4 años.


Algunos problemas frecuentes y posibles soluciones:

- ¿Las hojas se tornan amarillentas? Suele ser por exceso de riego, mal drenaje, o regar con agua muy fría, prestaremos atención a los riegos, le proveeremos un buen drenaje en el fondo de la maceta, con grava o arlita, y regaremos con agua a temperatura ambiente, cuando notemos que el sustrato comienza a secarse.

- ¿Hojas quemadas, pálidas o con manchas blanquecinas? Posiblemente sea a causa de una sobre exposición a sol directo, cambia la ubicación colocando la planta en una zona con luminosidad pero sin sol directo.

- ¿Mi hoya no florece? Las flores suelen salir en los entrenudos, se dan cuando el tallo presenta varios cm. de longitud. Si los tallos de nuestra hoya son largos y siguen sin dar flor, puede ser por falta de luz o de nutrientes, por lo que corregiremos esto, cambiando a un lugar más iluminado y renovando con cuidado la tierra. Un cepellón apretado suele favorecer la floración, por ello cuando la trasplantemos utilizaremos una maceta solo un poco mayor.


- ¿Manchas oscuras en las hojas? Posibles hongos, tratar dependiendo del caso. Si es oidio, suele ser debido a una excesiva humedad, y frecuentes pulverizaciones, por lo que evitaremos pulverizar la planta y reduciremos el riego hasta tenerlo controlado, aplicaremos un producto adecuado y retiraremos la parte afectada. La fumagina, es un hongo que suele darse después de una plaga de pulgones, o mosca blanca debido a la melaza que sueltan, o durante el periodo de floración, por el dulce néctar que gotean las flores de la planta, unido a una fuerte humedad, para evitar su aparición deberemos proteger la planta frente a plagas de pulgones o mosca blanca, y mantener limpias las hojas y tallos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...